Entrevistem a la Lisa, companya anarquista presa acusada d’expropiar un banc a Alemanya

Entrevistamos mediante una carta a la Lisa, compañera anarquista presa que residia en Barcelona y que fue detenida el 13 de abril del 2015 y posteriormente condenada a 7 años y medio de cárcel acusada de haber expropiado un banco en la ciudad alemana de Aachen.

La entrevista quiere ser una manera solidaria de darle voz, con la intención de ayudarla a romper su aislamiento.

¿EN QUÉ MOMENTO EMPIEZAS A INTERESARTE POR EL ANARQUISMO? PORQUÉ Y QUÉ ES LO QUE MÁS TE LLAMA LA ATENCIÓN?

Me empecé a interesar por el anarquismo a los 16-17 años a través del punk y la rebelión en casa, en la escuela y poco a poco más claramente contra el estado. En mi ciudad teníamos un ateneo donde participé y empecé a politizarme. Con el anarquismo encontré unas ideas y unas bases a una rebelión y una protesta que antes no sabía identificar. Me encontré completamente en sus valores, ideas y prácticas de libertad individual y colectiva, la autogestión y la igualdad que debería haber para todo el mundo a pesar de las naciones, etnias, género o socializaciones. Me identifiqué con el rechazo y la negación a cualquier tipo de autoridad y la lucha persistente contra todas las opresiones e injusticias.

¿CUÁL HA SIDO TU TRAYECTORIA POLÍTICA?

En el ateneo en la Alemania de finales de los 90, la lucha principal que teníamos fue la lucha antifascista. Los nazis y la extrema derecha en Alemania siempre habían sido fuertes, en muchas otras partes del país incluso más. En mi ciudad había nazis, pero no tan organizados, así que todavía podíamos ocuparnos de otras luchas también, como la lucha anti-capitalista, la anti-nuclear y la anti-racista, entre otras. En el ateneo montábamos debates y charlas, los fines de semana nos organizábamos para las manifestaciones y en nuestra pequeña ciudad llevábamos la propaganda a la calle. Además, como no éramos tant@s en la ciudad, nos coordinamos con otr@s compañer@s de toda la región. Unos años después, a los 20, nos fuimos a las manifestaciones contra las cumbres (por ej.: Niza en 2000 y Génova 2001), que me impactaron, me radicalizaron y me posibilitaron un intercambio con otr@s compañer@s a nivel internacional. Poco después, a finales del 2001, llegué a Barcelona al movimiento okupa, y de allí seguí con mi trayectoria anarquista y libertaria, participando en varias luchas, y entre otras, la lucha feminista y anti-patriarcal, que me marcó mucho también.

¿CUÁLES SON LOS PILARES-BASES DEL ANARQUISMO Y CUÁLES HAS HECHO TUYOS-PROPIOS; CÓMO CONCIBES TU EL ANARQUISMO?

Los pilares básicos del anarquismo más importantes para mí son la libertad junto con la igualdad y la responsabilidad. Eso significa que creo en la libertad máxima para todos los individuos, pero que sean y aprendan a ser responsables para no oprimir la libertad de los demás. Es obvio que habrá conflictos y que habrá que manejar y aprender a llevarlos, pero hay muchos ejemplos históricos, pequeños y grandes, donde se ha podido vivir y organizar en un contexto-mundo mucho más libre. Esas son mis referencias y para eso lucho.

CON LA PERSPECTIVA DE TUS INICIOS HASTA AHORA, ¿CÓMO HA EVOLUCIONADO EL ANARQUISMO (EN CASO QUE LO HAYA HECHO)?

Yo ya he crecido en un contexto político en los años 90 donde muchas luchas habían sido débiles o casi perdidas y donde ya sabíamos lo difícil que era ese contexto y la realidad, así que ya estaba acostumbrada a muchas dificultades y por lo tanto no he tenido unas expectativas tan positivas o ingenuas.

Si pienso en el movimiento anarquista en el estado español en los últimos 15 años, siempre ha sido relativamente pequeño, pero siempre ha existido. Ha habido épocas más fuertes, otras más débiles, y seguro que el mundo en que vivimos no es nada fácil, y son tiempos de muchas confusiones, muchas distracciones y dónde la (extrema) derecha está otra vez en auge. Pero justo en esas épocas es más importante estar y seguir dando visiones y ejemplos anti-autoritarios. A nivel personal he podido hacer mis experiencias en las luchas, la represión y la cárcel, las que me han ayudado mucho a estar más determinada en mis ideas, dando visiones y ejemplos antiautoritarios.

Valoro positivamente que se hayan incluido más temas y luchas com el feminisimo, el antiracismo, la liberación animal y de la tierra, LGTBI. Al igual se ha peridod fuerza y accion directa en la calle, aunque a veces eso tenga más que ver con las épocs y los momentos particulares.

¿HAY ALGUNA COSA-SITUACIÓN QUE TE HAYA IMPACTADO-MARCADO?

Toda mi trayectoria y todas las luchas me han impactado.

Respecto a la represión, la que más me impactó fue la de la cumbre de Génova 2001, tanto las revueltas en la calle como la respuesta y las masacres policiales después y sobretodo en la escuela Díaz… y por otro lado los seguimientos, los registros y nuestras detenciones en la operación Pandora (2014); y de mi caso actual de Aachen, tanto el encarcelamiento como el juicio. La represión siempre es la respuesta a las luchas y la incompatibilidad con el sistema opresivo, y todo me ha marcado e impactado, si pienso en el aprendizaje y las vivencias en los ateneos, centros sociales, las casas okupadas, el feminismo, las manifestaciones, las acciones (directas) y la solidaridad.

A MENUDO SUCEDE QUE NUESTRAS FAMILIAS NO COMPRENDEN, A VECES NO COMPARTEN LA ELECCIÓN O EL CAMINO DE VIDA QUE HEMOS ELEGIDO PRODUCIÉNDOSE UN ALEJAMIENTO O RUPTURA. ¿CÓMO TE HA IDO A TI?

Sí, en mi caso es igual también ya que mi familia no es anarquista. Pero lo que he vivido yo, es que sobre todo en momentos de más represión y más consecuencias a nivel personal para mí y para mi propia familia, ell@s me han apoyado incondicionalmente, y eso a pesar de que no comparten “o al menos, no del todo” mis ideas y mis decisiones políticas. También ha sido fundamental que mis amig@s y compañer@s más cercan@s han apoyado y cuidado mucho a mi familia, y eso a mi familia le ha ayudado e impactado muchísimo. Pese a la diferencias, siempre nos hemos respetado completamente, así que nunca he sido presionada o chantajeada, y eso justo en los momentos de más represión, es muy importante. Yo he considerado a mi familia, pero nunca he negado o me he alejado de mis ideas y de mis principios políticos.

COMO ANARQUISTA, ¿QUÉ ES LO QUE TE HACE SENTIR MÁS ORGULLOSA?

Estoy muy orgullosa de nosotr@s, de nuestras ideas, valores y prácticas anarquistas, justo aunque sean tan minoritarias y que estemos en tiempos tan difíciles. Estoy orgullosa que el anarquismo des de que surgió nunca ha muerto y que ha seguido siendo muy incómodo para el estado y el poder cuando no se ha integrado al sistema. A pesar de la (dura) represión que hemos tenido que afrontar en toda la historia, no nos ha vencido y siempre en los momentos más débiles, nueva gente ha aparecido y continuado. También estoy muy orgullosa por todas las luchas combatidas, por nuestra pasión por la liberad, contra las injusticias y por toda la solidaridad en los momentos de represión y caza del estado. Justo en esos momentos es cuando más he valorado nuestras ideas y nuestras bases, que son muy potentes y totalmente válidas para luchar asumiendo todas las consecuencias.

DEL IMAGINARIO QUE TENÍAS DE LA CÁRCEL, ¿CUÁNTO DE REAL HA SIDO CON LO QUE TE HAS ENCONTRADO-TOCADO VIVIR?

La verdad es que ya desde hace muchos años sabía que como anarquista en algún momento era posible, quizá incluso probable acabar en la cárcel. Y por eso con mis compañer@s nos preparamos para esa opción. Con mi familia lo hablamos muchas veces, aunque siempre es muy fuerte cuando se vive lo que antes solo imaginabas. Gracias al intercambio con vari@s compañer@s que ya habían vivido esta experiencia, tenía una imagen bastante real de la cárcel y de las estrategias para sobrellevarla con fuerza y dignidad, imagen que aquí adentro me ayudó mucho. Sabía que la cárcel hoy en día, tanto en el estado español como en Alemania (y en todo el mundo) no es ya como en los años 70-80, y no tenía unas expectativas románticas del potencial de l@s pres@s, ni siquiera una visión presista. Así no me he decepcionado… incluso al revés, casi me alegré encontrarme más solidaridad y códigos de dignidad por parte de algu@s de lo que había esperado. Me he encontrado menos violencia física por parte de pres@s y funcionari@s-carceler@s de lo que había pensado, aunque no significa que no haya, pero mucha violencia institucional, psicológica y del sistema carcelario que es muy retorcido, miserable y enfermo, así como ya sabía que es. Con el paso del tiempo cada día aun lo estoy conociendo con más profundidad. Hay cosas que me chocan aún cada día, como por ejemplo la miseria y la pobreza de la realidad de l@s pres@s, que es la que lleva a la cárcel.

Lo que más me ha “sorprendido” en cierta forma aquí son las emociones muy fuertes que se viven diariamente, de todo tipo, además es fuerte ver cada día de nuevo a nivel práctico las estrategias de supervivencia, de adaptación, de creatividad y de resistencia que se pueden desarrollar.

DEL 13 DE ABRIL A HOY HAN PASADO MUCHOS MESES. ¿QUÉ ESTRATEGIAS TIENES PARA NO BAJAR LA GUARDIA DENTRO DE LA CÁRCEL O DARTE POR VENCIDA?

Lo más importante que veo aquí dentro es ser fiel y trasparente en la identidad de una misma, y en nuestro caso como pres@s políticas, asumir nuestra lucha y nuestras decisiones políticas. En la cárcel, con las condiciones muy duras en muchos niveles existenciales, lo básico es sobrevivir, y con dignidad, y en la medida de lo posible apoyarse mutuamente con l@s otr@s pres@s que conviven en estas mismas condiciones. El apoyo y la solidaridad desde fuera también son fundamentales y dan muchísima fuerza y calor. A nivel cotidiano para mí siempre ha sido básico mantenerme fuerte y sana a nivel físico y de mente, creativa y despierta, y también siempre lo más abierta y flexible posible, a nivel social y de aprendizajes, así como ser firme y estar determinada contra este sistema y todo tipo de injusticias, hostigamientos o sumisiones. Porque cuanto más nos comuniquemos con l@s demás, y más nos conozcan, más podrán entender nuestras críticas y nuestra firmeza ya que aquí adentro más que fuera, estamos “viviendo” en un mundo muy pequeño y por lo tanto la influencia y la incidencia es grande… como también lo son las consecuencias. Todas las situaciones pueden dar la vuelta muy rápido. Siempre hay que cuidarse pero la verdad es que con estas estrategias he ido bien hasta ahora.

¿HAY POSIBILIDAD DE CONTINUAR CON LA LUCHA DENTRO DE LAS CÁRCELES? CÓMO?

Sí, obviamente se puede continuar la lucha aquí, simplemente las condiciones en que estamos, son muy diferentes. Aquí todo es muy transparente, no hay anonimato en nuestro discurso y comportamiento. Las consecuencias, es decir el castigo, están presentes en cada momento y se aplican continuamente, así que hay que valorar muy bien lo que asumimos o no y lo que vale la pena. Si te enfrentas directamente, acabas rápidamente castigada y aislada, y el sistema carcelario sabe muy bien como intentar machacarte, pero por otro lado si no reaccionas jamás y dejas pasarlo todo, te quedas finalmente con un “daño humano” muy fuerte. No es nada fácil evaluar en cada momento que es lo mejor, yo intento aguantar el pulso, manejando la resistencia más sutil pero reaccionar cuando hay que reaccionar. Lo difícil es también que el sistema carcelario intenta frenar y separar rápido todas las protestas y las luchas colectivas entre nosotras, l@s pres@s. Por otro lado, la solidaridad también aquí adentro es lo más importante que hay, así un trabajo fundamental aquí es fortalecer esa solidaridad y la sensibilidad ante lo que sucede diariamente, para que no puedan aislar a nadie tan fácilmente . La gran mayoría de las reivindicaciones son incluso por cuestiones muy básicas y existenciales, como la falta de una atención médica mínima, las cuestiones de trabajo o la falta de trabajo, la higiene mínima, la situación para l@s extranjer@s y analfabetas, etc… Es tan importante y existencial luchar en la cárcel pero tan difícil a la vez porque casi no se consigue nada.

¿DE QUÉ FORMA O CÓMO ES POSIBLE QUE UNA COMPA PRESA PUEDA CONTINUAR INCIDIENDO Y APORTANDO A LAS LUCHAS DE AFUERA DESDE UNA PERSPECTIVA DE COMPA Y NO DE PRESA?

Por un lado, si eres presa, esa identidad no se puede obviar de ninguna manera, porque todo lo que hagas siendo presa, te condiciona al 100%. Como compañera en muchas otras luchas más allá de la anticarcelaria puedes escribir sobre cualquier tema pero solo si tienes muchísimo apoyo y solidaridad… e informaciones des de fuera. Para la gente que no conoce la cárcel quizá es difícil imaginarse todo el trabajo y los obstáculos que supone para ti y tus compañer@s no solo mantenerte económicamente y materialmente apoyada (más si no puedes trabajar), pero también informada. Cuantas más informaciones recibas des de fuera, mejor puedes participar a nivel político. Claro que un@ también puede hacerlo des del total aislamiento –dirigir palabras hacia fuera- pero para mí siempre ha sido importante el contexto político actual, saber en que realidad me muevo, des de luego por querer participar y compartir, y no solo ser oida/reconocida por ser presa. Des de dentro no quedan solo las palabras y los dibujos para expresarnos, más allá, obviamente, de nuestra actitud y nuestro comportamiento en los juicios y en las lucha adentro.

¿EN QUÉ SE DIFERENCIA LA LUCHA/ACTIVIDAD POLÍTICA DENTRO Y FUERA?

Dentro, la lucha es mucho más limitada y castigada fácilmente, pero por otro lado muy intensiva. Fuera much@s no viven la lucha 24 horas y 365 días al año, algun@s viven su militancia política “casi como un hobby”. Adentro los tiempos son muy intensos, a pesar de que sean lentos. Y la resistencia y el posicionamiento anticarcelario y anarquista se manifiesta en cada momento. Además adentro casi siempre hay que enfrentarse sola, porque rápido se separan y aíslan las personas, en caso de (supuestas) resistencias colectivas, pero también en general.

¿CÓMO CREES QUE TIENE QUE SER Y MANIFESTARSE LA SOLIDARIDAD?

No creo que hay una vía única, a mi me parece siempre más potente cuando hayan muchas formas y maneras de solidaridad posibles, incluso todas las que se puedan mientras que no sean reformistas, victimistas y que se puedan entender. La solidaridad “no cae del cielo” y se construye con el tiempo, sobretodo cuando las acciones y las actitudes frente al estado y el sistema se puedan compartir y entender, y de la misma manera cuando el discurso político es claro y transparente. En nuestro caso estoy muy contenta y agradecida por todo el apoyo y por toda la solidaridad.

COMO ANARQUISTA, ¿CÓMO CREES QUE TENDRÍAMOS QUE COMPORTARNOS DELANTE DE UN PROCESO-TRIBUNAL ?

Lo mismo: depende del caso y no creo en un comportamiento único, pero veo básico y fundamental siempre tener una actitud digna, no victimista, solidaria con l@s demás acusad@s y/o perseguid@s y asumiendo nuestra identidad política, es decir ser anarquista.

Si luego usemos el juicio para un juicio político o no, si queremos leer un comunicado o silenciar, eso depende del caso. No valoro una opción mejor o más digna necesariamente que la otra, las dos opciones pueden tener su sentido. No considero que nos debemos sacrificar como pres@s, pero tampoco debemos salir en libertad bajo cualquier precio. Hay que actuar fiel y dign@ con nuestras ideas y valorar como enfrentarnos mejor al juicio.

En mi caso he optado por no decir nada en ningún momento, pero he dejado anteriormente muy clara mi posición política y mis ideas anarquistas a través de comunicados.

¿CÓMO TE IMAGINAS CONTINUAR EN LOS PROYECTOS, ESPACIOS, LUCHAS, UNA VEZ RECUPERADA LA LIBERTAD?

Exactamente igual que antes, probablemente más activa todavía.

¿DESGASTE Y SECUELAS DE LA CÁRCEL?

Aún no puedo decirlo. Supongo que muchos años de cárcel siempre dejan algún tipo de secuela, pero no se como serán en mi caso y si las detectaré inmediatamente o más bien con el paso del tiempo. Creo que aquí también es muy importante tener mucho apoyo por parte de l@s amig@s y l@s compañer@s. En cambio el desgaste es otra cosa y creo que eso no tiene tanto que ver con el encarcelamiento sino con la falta de perspectivas políticas y la ausencia/carencia de trabajar los efectos de la represión tanto a nivel personal pero también a nivel político y colectivo. Eso le puede pasar perfectamente a cualquiera fuera también. Mi respuesta es seguir activa en las luchas, asumiendo las consecuencias y los obstáculos –y no alejarme jamás del movimiento y del entorno de lucha, y menos en los momentos más duros. Porque finalmente hay que afrontarlo junt@s y de forma colectiva, sino realmente te aíslan y te rompen.

TODO NUESTRO AMOR, CARIÑO Y SOLIDARIDAD!

LISA, enero 2018

Más información sobre el caso: https://solidaritatrebel.noblogs.org

Podéis escribir a la Lisa:

Lisa 2893/16/7
JVA Willich II
Gartenstraße 2
47877 Willich(Germany)

Difon el B Llibertari i el pèsol negre:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • LaTafanera
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • RSS
  • del.icio.us