Parlem amb veïnes del barri burgalès de Gamonal

U245888

El passat 8 de febrer tingué lloc a l’Ateneu Popular la Sèquia una xerrada realitzada per companyes del barri del Gamonal de Burgos, on ens van explicar l’experiència de lluita duta a terme contra el bulevard. Minuts abans, poguérem robar-los-hi uns minuts per entrevistar-los:

A parte de la lucha contra el Bulevar ¿Qué otras luchas ha habido en Gamonal?

Vecina 1. El barrio del Gamonal tiene ya una tradición de lucha que se remonta a los años 70 y 80. Son luchas sobre todo como consecuencia de que es un barrio obrero que se construye aceleradamente. Es un barrio dónde el franquismo introduce los Polos de Desarrollo, la industria. Es un barrio que se levanta sin pensar en las necesidades de los vecinos y en esa época es dónde podemos encontrar algunos precedentes de la lucha ya que hubo manifestaciones importantes.

Pero la lucha que creemos más importante destacar, por ser la más reciente (del año 2005) y la que queda en el imaginario de Gamonal, fue contra la construcción de un parquin subterráneo en una conocida avenida del barrio. Un barrio que cómo hemos dicho se construye rápidamente, con muchos defectos, con aparición de grietas en muchas casas. Y la gente tiene un temor real a que estas casas sufran un deterioro. Y ve que detrás de todo se esconde una operación especulativa, porque «casualmente» siempre salen a relucir las mismas empresas constructoras y el Ayuntamiento en este tipo de obra. En 2005, el actual alcalde de Burgos era concejal de urbanismo y ya propuso la construcción de ese aparcamiento. Por eso se empezaron a movilizar y a hacer asambleas, de una forma autónoma, sin ningún tipo de asociación detrás. Es una relación a base de carteles en portales, de corros…, Como que no se constituye ninguna institución, y a pesar de que hay importantes y numerosas manifestaciones, el Ayuntamiento nunca reconoce a los vecinos, por qué no están dentro de un consejo ni dentro de las vías institucionales. Y es un 18 de Agosto, y a pesar de que el Ayuntamiento había prometido no empezar las obras del aparcamiento en verano, cuando comienzan las obras. Al ver los vecinos como a primera hora de la mañana llegan los operarios a colocar las vallas, se avisan unos a otros con sirenas y empiezan a bajar a las 6 de la mañana. La policía intenta impedir que los vecinos vayan a la zona de obras zarandeándolos e insultándolos. Y es ante esta actitud que corre la voz que los amigos, las primas, los nietos, etc., habían sido insultados y agredidos por la policía. Esa misma tarde se convoca una asamblea a la que vuelve baja mucha gente, a pesar de que ya es pleno verano y que mucha gente se ha ido a sus pueblos a descansar, de vacaciones. Y la policía se ve desbordada. La gente empieza a tirar las vallas y se producen enfrentamientos con la policía. Esa misma noche, el Ayuntamiento que se encontraba prácticamente de vacaciones, decide paralizar las obras definitivamente. Se consigue una victoria, hay una lucha, enfrentamientos, una serie de detenidos que luego posteriormente, cuando pasan los años, tendrán un juicio. Se intenta mantener esta solidaridad durante estos 3 años pero la verdad es que se calman las cosas y quizás no tuvieron toda la solidaridad que hubiera podido mostrar el barrio. Y ese es un precedente que queda en el imaginario del barrio, de cómo se consiguen los objetivos. Cosa muy importante para entender todo lo que ha sucedido este año.

 

¿Cuáles son los motivos por los que estalla el conflicto contra el Bulevar?

Vecina 2. La lucha del bulevar empezaría digamos que hace unos meses cuando una plataforma empieza a convocar manifestaciones por el barrio de manera pacífica. Y esta plataforma estaba copada por gente de Izquierda Unida y por Asociaciones de Barrio (para hacernos una idea las Asociaciones de Barrio están muy subvencionadas e institucionalizadas, no son nada combativas).

Esta gente organizaba asambleas a las que iba mucha gente (aunque más que asambleas eran mítines, en las que la gente del barrio no podía participar). Durante unos meses siguieron con esas manifestaciones, en las que se exigía que no se hiciera la obra del Bulevar, que era una obra que pretendía levantar toda la calle Vitoria y convertirla en un Bulevar, quitar plazas de aparcamiento. Esta obra causaba mucho rechazó en la gente porque estaba adjudicada a Méndez Pozo, un constructor del barrio que tiene mogollón de chanchullos y que es el cacique de la ciudad. Un constructor conocido que ha cometido muchas irregularidades. En los años noventa incluso tuvo un proceso en que llegó a entrar en prisión nueve meses por una denuncia de una Asociación de Vecinos por corrupción urbanística. Fue condenado a 7 años pero solo cumplió nueve meses por que tenía amistades, era amigo íntimo de José María Aznar y pudo eludir los otros años de prisión que le quedaba por cumplir .A pesar de estas primeras manifestaciones que se extendían durante meses, empezaron las obras. Se planteó que algo había que hacer: fue cuando un grupo de vecinos, muy pequeñito (de unas 20 personas,) por la mañana intenta detener las máquinas pero son arrastradas por la policía. Con el boca a boca el barrio se entera de que han intentado detener a tal, han pegado a tal otro, han perseguido a pascual… y a la tarde se reúne un grupo muy grande de gente en la calle para ver que se hace. Se habla sobre cómo enfocar la lucha y es en este momento en el que la Plataforma copada por Izquierda Unida se disuelve y dice que se desmarca de todos los actos violentos que puedan ocurrir. Entonces es cuando la gente toma el punto de encuentro en la calle y dice: «bueno vale, han pasado de nosotros, vamos a organizarnos a ver qué podemos hacer». Entonces es cuando la gente empieza a organizarse con un primer objetivo que sería el de parar las obras. Comienzan con cortes de calle, se tiran las vallas, se producen los primeros disturbios, se rompen los bancos… y se hacen un montón de cosas en la calle con unos objetivos muy claros de cuál y hacia dónde se dirige la rabia de la gente que sale. De ahí salen los primeros detenidos. Y la mañana siguiente, con todo lo que ha pasado la noche anterior aún sale más gente, mostrando la solidaridad con la gente detenida. Detenidas casi todas de forma aleatoria, gente que pillaron caminando por la calle. Y en ese momento se produce una cosa muy importante que es que toda la gente que está en el barrio asume a los detenidos como suyos. No se tiene el debate de violencia si, violencia no. Se dice que todos son chavales del barrio, que eran detenciones aleatorias y vamos a defenderlas hayan hecho algo o no. A partir de aquí empieza un proceso asambleario, que funciona a través de dos asambleas al día. Se sigue con las manifestaciones que van hasta la Comisaria para exigir la liberación de las detenidas. Manifestaciones que llegan a ser de hasta 10.000 personas, en la puerta de la Comisaria gritando «detenidos libertad, policía asesina». Todo el barrio se volcó completamente. En total hubo 46 detenidos, de los cuáles 6 fueron enviados a prisión, con fianzas de 3.000 euros que en menos de 24 horas se consiguieron recaudar. Y eso en un barrio obrero, en un barrio dónde la mayoría de la gente está en paro, pero que lo que tenía en el bolsillo lo echaba para sacar a los chavales y a las chavalas de la cárcel: «Son nuestros presos y pa’lante».

Dentro de estas movilizaciones también es importante el papel que han jugado los medios de comunicación porque desde el primer día que venían con el discurso de que si gente radical, gente violenta,… Y la propia gente es la que ha dicho: «No esto es mentida, son nuestros sobrinos, son nuestros nietos, nuestros vecinos, no nos contéis milongas» Primero dijeron que era gente que venía de fuera, gente de la Kale Borroka,… y luego resultó que los 46 detenidos son todos gente de Burgos, nadie con antecedentes penales, relacionadas con disturbios, de manera que la propia gente decía: «Estáis mintiendo».

Por eso a partir de ahí las manifestaciones también iban al grupo Promecal, propiedad del Diario de Burgos, que está dirigido también por Méndez Pozo que es el mismo cacique que estaba en el consejo de las empresas que hacían el Bulevar. Una forma de señalar que todo estaba dirigido por el mismo cacique. Seguiría todo el proceso hasta que desde el Ayuntamiento anuncian la paralización de las obras. Pero a pesar de esto la gente dice: «bueno, la lucha sigue. Tenemos gente encausada». Seguía la militarización del barrio con 42 lecheras, que para una ciudad como Burgos en la que suele haber dos, parece muchísimo, es una pasada. Y la gente decía: «que la policía se vaya del barrio y que absuelvan a toda la gente detenida».

 

¿La construcción del bulevar respondía a las necesidades del barrio?

Vecina 3. Se decía que la primera fase de construcción del bulevar iba a costar 8 millones de euros, y 5 millones de euros el parquin subterráneo. Pero ya se sabía con antelación que probablemente llegaría a costar hasta los 22 millones o incluso más.

Una cosa que enfadó mucho a las vecinas fue que unos meses antes había tenido que cerrar una guardería del barrio, que tan solo pedía 13.000 euros para que continuara abierta y se negó porque no había dinero. Y también se ha negado dinero para otros espacios públicos cómo centros cívicos o bibliotecas. El barrio no necesita una calle bonita, necesita un barrio funcional y práctico.

Vecina 1. Ahora con la crisis del ladrillo, intentan reparar un mal que fue causado por una mala planificación. Utilizan la excusa del tráfico y la falta de aparcamiento, para volver a enchufar dinero a todas estas empresas que están de capa-caída y construir esta vez ya no en superficie sino bajo tierra. Una vez más se trata de un negocio especulativo. Igual decir que esta obra del bulevar consistía en la eliminación de plazas de aparcamiento gratuito, en la superficie. Se trataba de la construcción de un bulevar que abajo tenía un parquin subterráneo que construía menos plazas que las que eliminaba. Que además tenían un coste de 20.000 euros por plaza a un plazo de 30 años, en el que la plaza volvía al Ayuntamiento. Con lo que sería pagar una renta por adelantado. En un barrio con tanto paro, había obviamente mucha gente que no podía pagar 20.000 euros.

 

Tal vez ya lo habéis comentado un poco. Pero ¿qué papel creéis que han jugado los medios de comunicación y qué medidas se han tomado para contrarrestar la criminalización?

Vecina 4. Ya la primera fase del conflicto nos sirve para evidenciar la ligazón del Diario de Burgos con el poder. Si la primera noche del viernes ya hablaban de Kale Borroka, etc. Y claro pues la gente lo ha vivido, así que ya sabían por dónde iban. En la segunda fase, se transmite una visión parcial del conflicto: basado sobre todo en una visión institucional. Se han hecho analíticas de cortes, sobretodo de TVE que evidencian como del 100% del tiempo que dedican al conflicto, el 98% está dedicado a la visión institucional y solo el 2% a la visión de los vecinos. En todo caso es parcial, en todas las cadenas se saca el vídeo del bulevar, la gente no entiende por qué el barrio ha respondido de esta manera tan contundente a un proyecto que a priori parece beneficioso para el barrio, porque es una peatonalización de una carretera, hay un espacio verde…, suena muy bonito, claro. Y en una fase posterior, el conflicto sigue vivo y ya los medios se ven obligados a ahondar en las causas y a abrir más debates y a tratar el tema con mayor profundidad. Entre tanto están las redes sociales, que contrarrestan toda esta visión de los massmedia, y dan su propia interpretación de los hechos. Personas que desde la calle cuentan que es lo que están viendo. Y en todo esto hay cuatro medios de contra información en Burgos que hacen un buen trabajo en ese sentido. Todos los hashtag del gamonal son Training Topic durante cuatro días…, y no solo eso, sino que se trasciende a todo lo que alguna gente llama clic activismo o activismo de sofá que consiste en pulsar un clic y ya parece que estas apoyando o ya estás haciendo algo, sino que se traduce en manifestaciones en muchos puntos de España y además en solidaridad con las personas encausadas. Entonces en muchas ciudades, en muchos lugares, muchos barrios se solidarizan. Y es gracias a esta solidaridad que las personas encarceladas salen en menos de dos días.

 

¿Y qué papel ha jugado la represión?

Vecina 2. Una de las historias más descaradas es que uno de los días los policías le iban diciendo a la gente que se encontraban por la calle que había un estado de sitio y que a todo el que se encontraran a la calle la iban a detener. A lo que la gente respondió saliendo a las ventanas, apoyando la gente que estaba en calle haciendo caceroladas. Nos parece súper importante la lucha intergeneracional en este conflicto, toda la gente mayor se ha volcado con la gente más joven, todos unidos en esto. Y adentro de comisaria a la gente se le han roto un poco los esquemas, al ver que los detenidos contaban torturas, palizas,… Y decían: «ostia, si es mi vecino». Ya no cuela lo de algo habrán hecho, son anarquistas, son tal…, ya no cuela.

 

Después de parar las obras ¿cómo continua la lucha?

Vecina 4. Después del primer anuncio de paralización de las obras que hace el alcalde (una declaración que escuece, porque las obras no las ha paralizado él, las hemos paralizado los vecinos cada día desde las 6 de la mañana), llama a la negociación para un proyecto que es innegociable. Porque además de todo lo que se ha dicho, súmale que el Ayuntamiento de Burgos es el más endeudado después de Madrid en proporción poblacional, súmale que la construcción ponía en riesgo la estabilidad de las casas, súmale el tufillo de corrupción…; en fin, demasiadas cosas cómo para negociar este proyecto. O lo paras o lo paras. Y una vez que se para pues también escuece, porque el pleno se reúne de forma extraordinaria para tratar lo antes posible el tema del bulevar y acudimos a hacer presión desde abajo. También hubo gente que entró dentro. Y el pleno en un ataque de soberbia popular dice que va a seguir adelante con el proyecto. Es luego por la tarde, seguramente por órdenes de arriba, que dicen que lo van a paralizar. ¿Y qué pasa? Pues que esta lucha se ha producido en un contexto de hartazgo general y exasperante. Entonces es como que tenía que seguir. Por lo tanto hemos seguido hiendo al Ayuntamiento para que no se presenten como acusación particular ante las encausadas, seguimos recaudando fondos para la defensa de estas personas, vamos a los bancos para exigirles también que no se presenten como causa particular y que no denuncien…, seguimos en la lucha en vías a mantener esta organización que por ahora es un poco precaria, pues estamos empezando, ya que no viene de una organización creada sino que fue fruto de la organización espontánea. Y ahora estamos en este proceso de conocernos, reconocernos, de construir un sentir común, de plantear millones de propuestas, de preguntarnos qué queremos hacer o que nos gustaría hacer, Y ahí seguimos. Con poquitas cosas claras pero con la voluntad de mantener esa unión intergeneracional que se ha dado en el barrio, Y eso lo estamos demostrando en todas las actividades que estamos haciendo que van desde pintacaras para niños a baile para ancianos. Y así vamos, poco a poco…

 

¿Cómo valoráis la solidaridad con vuestra lucha que se ha dado por todo el estado?

Vecina 1. Pues yo creo que ha sido fundamental que en otros lugares se saliera a la calle y además de una forma espontánea. Y eso ha sido clave primero porque estaban militarizando el barrio y era un apoyo evidente que si están mandando lecheras de Madrid desde León, desde Pamplona y desde Valladolid (por decir algo) en todas esas ciudades, si se salía de forma masiva aliviaba la presencia policial en Gamonal. Eso ha sido una muestra de cómo la unión entre barrios y la solidaridad tiene su efecto y habría que preguntarse si sin esa ayuda se hubiera podido conseguir esta pequeña victoria o victoria parcial. Para mí ha sido fundamental.

Y ya que pertenecemos a un periódico libertario y algunos medios han dicho que todo ha sido culpa de los anarquistas… ¿qué papel habéis o han tenido los compañeros anarquistas en todo este proceso?

Vecina 1. Habría que preguntarle un poco al Ministro a ver qué es lo que opina, pues según sus declaraciones fueron los anarquistas los que dirigían esto… En un inicio los anarquistas miraban desde la lejanía, pues se trataba de una lucha que no tenía una perspectiva revolucionaria (y todavía seguimos pensando que aún hoy no la tiene). Se miraba desde lejos pero se miraba con atención, porque también desde el primer día en que los vecinos estaban en la calle se percibía que había mucha rabia en esas asambleas. Que había mucha rabia y que realmente esta era la gota que colmaba el vaso. La situación de las personas en su vida diaria es muy precaria y por algún lado tenía que estallar. Y con todo esto, la actitud de los anarquistas ha sido como la que ha podido tener cualquiera. Pero creemos que toda la labor que se ha hecho, no solo por parte de anarquistas sino por cualquier tipo de colectivo militante en el barrio, ha sido importante a la hora de dejar un pozo, a la hora de que la gente acoja muy bien unas ideas que no solamente pertenecen al anarquismo sino que son herramientas compartidas y gratis para cualquiera: ideas como el asamblearismo, la horizontalidad, el apoyo mutuo que si son propios del anarquismo pero que pertenecen a cualquiera que las quiera adoptar. No son exclusivas. Si vemos que se recogen ciertas simpatías entorno a esas ideas. Más allá de eso, se verá que lucha quiere tomar el barrio, si se vuelven a casa como en 2005 o si se quiere continuar. En todo caso será el barrio el que tenga que decidir hacia dónde quiere caminar. Obviamente no serán los anarquistas los que dirijan esta línea.

Vecina 2. También del informe policial que se sacó des del ministerio del interior, a mí me parece superimportante la respuesta que tuvo el barrio, de: «no intentéis criminalizar a los anarquistas. Si hay gente anarquista. Somos obreros, pero tenemos ideas. No podéis criminalizar a gente porque sea anarquista». Y la respuesta del barrio no fue: «si, pues que mal, que los anarquistas se vayan de la asamblea. Es que es peña del barrio y que tenga ideas, no es nada malo, ¿no?»

Vecina 4. En nuestro blog http://gamonal.tomalosbarrios.net/ tenemos un comunicado que emitimos específico en que respondíamos a esto: cuantos más ataques recibíamos por ser anarquistas más anarquistas íbamos a ser, o si recibíamos ataques por ser comunistas, pues más comunistas íbamos a ser.

Vecino 1. Otro detalle es que ha habido mucha actividad de barrio, de lucha en la calle y la realidad es que la gente se conoce. Sé, hay anarquistas, hay comunistas y hay gente de otras realidades, pero somos todos del barrio y la gente nos conoce. Y creemos que esto es importante a la hora de no atender a estas provocaciones o a estas mentiras por parte de la premsa.

Difon el B Llibertari i el pèsol negre:
  • Print
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • email
  • LaTafanera
  • Live
  • Meneame
  • MySpace
  • PDF
  • RSS
  • del.icio.us