Parlem amb… Manuel Fornes Marín

Publicat el 13 febrer 2013

Futbol i anarquia!

 

Costa daurada, agost de 2012

Illa, Pep i tu, Skuat i Txema

 

Manuel Fornès va nèixer el 1930, fill d’una família treballadora, al barri de Can Tunis. De jove apasionat pel fútbol i per l’anarquisme participarà dels grups d’acció de l’interior dels maquis, cau el 1949 com tants d’altres i passarà onze anys a la presó.

fornes

¿Tu padre era de la CNT?

Si era de la CNT, cometió para mí un error garrafal: abandonar a mi madre. Porque mi madre era muy católica, una circunstancia muy rara, mi padre era anarquista y mi madre católica. Mi padre se lío con otra mujer y abandonó la familia.

 

¿Tú seguiste a tu padre con la ideas?

Sí, pero no le seguí porque lo conociera, porqué cuando se fue yo tenia seis meses, yo no tuve contacto con él realmente, hasta que un día vino a mi casa, cuando yo tenía quince o dieciséis años. Y vino porqué estaba preocupado de que yo no me liara con una hija suya y hubiera una desgracia. Bueno y luego cuando salió de la cárcel (estuvo preso desde el final de la guerra hasta 1947), había inventado un sistema para poder ajustar motores sin necesidad de tener que desmontarlos del todo. Pues me llevó a trabajar con él y ahí conocí la segunda parte, ahí fue donde comencé a sentir lo que era la anarquía, lo que era la CNT, a través de él. Yo hasta entonces me dedicaba a jugar a fútbol y era una promesa en el barrio.

Entonces empiezas a trabajar con tu padre y entras en las Juventudes Libertarias?

No, no, la entrada a las Juventudes fue diferente y antes que lo de mi padre, la entrada a las Juventudes fue porqué los chavales de mi barrio fundamos un equipo de fútbol. Hicimos el equipo y le pusimos tanto entusiasmo que los primeros partidos los ganábamos todos y claro, yo comencé a destacar, y en el fútbol conocí compañeros, que yo no sabía que eran compañeros, pero los diferenciaba de los demás por la forma de comportarse. La responsabilidad, la generosidad, el raciocinio, habían cosas que los distinguía de los demás y yo me fui acercando a ellos, hasta que me dijeron de empezar en las Juventudes y dije que sí. Con las Juventudes Libertarias íbamos ha hacer propaganda, nada más.

 

¿Ellos terminaron más o menos mal?

No, no ese grupo siguió y la CNT del barrio también, de Can Tunis. Porqué cuando me detuvieron encontré allí a una persona del barrio que tenía fama de ser un choricete y nos vimos y aproveche para decirle: dile a mi madre que me han detenido. Y el chico le diría a mi madre, y mi madre le contaría a las vecinas, se corrió la voz y eso fue lo que les salvó…porqué sé que detuvieron a uno que era de la CNT, vieron que no tenia relación con los otros y lo soltaron. Porqué mi asunto, es que intenté hacer un grupo de acción, no pensábamos más que en eso. Cesar Saborit que murió dos o tres años después de mi detención pertenecía al Sindicato de Construcción, cómo otros de mi barrio, y a través de esa gente del sindicato yo contacté con Saborit y quería participar en movimiento de acción no sólo de propaganda. Mi vida, se iba desarrollando a dos niveles, el anarquismo y por otra parte el fútbol que me encantaba y estaba destacando, tal es así que se crearon en el barrio de las casas baratas tres equipos a parte del nuestro. Los comerciantes pusieron dinero para hacer un campo de fútbol, el día de la inauguración llaman a Manchón que jugaba entonces en Can Tunis y me llaman a mi también y a otro chico que jugaba en el Port, en fin gente de su equipo y gente de fuera para hacer un equipo fuerte, sólo me acuerdo de aquel partido porqué un pase que me dio Manchón con la izquierda, tal i como me venia le pegué y metí gol, si, eso me llena de satisfacción, tanto que ya a la media parte dejé mi sitio para que otro siguiera jugando.

 

¿Y ese Manchón quién era?

¿Manchón? Jugaba en el Barça! extremo en el Barça! El famoso extremo que hizo con Kubala, Manchón la famosa canción del Serrat! Yo jugaba muy bien también, solo os diré que jugué una vez contra Manchón, porqué él pertenecía a Can Tunis y yo tenia tanta fuerza, era tan vigoroso que jugaba los domingos dos veces, por la mañana con el segundo equipo para reforzarlo.

 

¿Como fue el paso de llevar una actividad de propaganda a dar el paso a la lucha armada?

Porqué, yo quería participar en algo más fuerte, yo le decía a los compañeros y este que os he contado que era de la CNT de Construcción, me presentó a Saborit. Después de hablar un rato con él y verme y tal me citó para otra ocasión, me volvió a ver y entonces me dijo que podía coger un sitio con los maños, los maños era un grupo de acción conocido y tenían que bajar al año siguiente. Al poco tiempo tres o cuatro meses, me presenta a los maños hablo con ellos estamos charlando y quedamos de acuerdo con que el año siguiente estoy con ellos, pero entre tanto se calló un grupo que habían bajado de Francia y tuvieron un tropezón en la frontera entonces hirieron a uno. Nos pidió si podíamos aportar o no un habitáculo para dormir y al menos estar ahí hasta el día siguiente porqué llegaron de noche y yo dije de acuerdo y metí a uno de ellos en mi casa y otro…

 

En qué acciones participaste?

En el atraco al mueblé la Casita Blanca. Me dieron el arma allí, yo me quedé en la puerta, no la utilicé. Me quedo en la puerta y me entraba unas risas cuando los veía muertos de miedo, yo no tenia miedo pero claro, también es la inconsciencia de la edad, lo que pasó es que cogimos a mucha gente que estaban allí y les quitaron el dinero.

 

Tú caes en octubre del 49. ¿Cómo fue vuestra caída?

Yo en aquellos momentos acababa de cumplir 19 años, era un crío. Yo nunca había tenido un arma en las manos y sin embargo pues tenía que decir que la había tenido en la mano y que me la habían quitado después. Con mi grupo no cayó Busquets, ni Saborit. De mi grupo murió en la caída Martínez que lo machacaron en la calle, a mi no me mataron porqué no llevaba armas encima.

 

¿En el expediente de que más te acusan?

De ser un responsable de la Junta Superior, que decían ellos, de la CNT de Barcelona y por eso me condenan a 30 años. No era cierto. Yo caigo a raíz de la declaración de Saborit, según me contó él. Primero pasemos 40 día en la Vía Layetana, oía hablar a los compañeros y nos comunicábamos porque nos metieron en una celda individual a cada uno, solo uno en cada celda y entonces oí a los compañeros decir, que nos hacían un consejo de guerra sumarísimo de urgencia y que nos iban a fusilar, me entró tal desesperación que…(tose) que estuve al menos día y medio fumando sin parar.

 

¿Y eso por desesperación?

El ver que se acababa la vida y que no podía hacer nada y que no encuentras explicación para todo lo que te rodea, en absoluto, buscas una explicación lógica y no la hay. Luego nos llevan a la modelo. En el 52 fusilan a mis compañeros y ya nos para San Miguel de los Reyes, en Valencia.

 

¿Esos momentos como se viven?

Mucha tensión, mucha tensión, mucha tensión lo que supimos de todos ellos es que murieron bien, que no hubo escenas al revés de confirmación de sus ideas, en todos los casos sobretodo Pedro Adrover, murió como un héroe desde luego.

 

¿Caíste antes que Busquets?

Si. Yo a Busquets lo conocí en San Miguel de los Reyes, en Valencia. Allí, me buscaron un trabajo como administración interior responsable de los expedientes de libertad condicional, lo que hice… (riu) siempre había una condena pendiente porque valía cualquier cosa para que te la quitaran i si durante un tiempo te comportas bien, no hay ninguna sanción y ninguna advertencia en el expediente te pueden conceder otra vez la libertad, libertad condicional, y eso lo concedían la Dirección General de Prisiones, no el juzgado, y claro yo tenia que llevar varios expedientes por lo tanto más de una vez había cogido el expediente y raasss y le había quitado una hoja entera.

 

¿Luego te llevaron a Burgos, cuanto tiempo estuviste allí?

En Burgos estuve dos o tres años, la composición del penal en aquellos momentos era un 90% de comunistas, estaban los comunistas de toda España allí, unos dos mil y luego estábamos los compañeros y también los chorizos.

 

Sales de la prisión en el sesenta y te quedas en España. ¿Desde su salida de prisión hasta ahora, ha tenido relación con el movimiento libertario, has mantenido contactos?

Cuando salí no me fiaba ni de mi madre, te diré que cuando a mi Saborit me presenta a los Maños me presenta a tres personas que yo no conocía que conocí en aquel momento que estuvimos hablando y ya quedamos para el año siguiente, bueno pues cuando me detuvieron juraría que a uno de ellos lo vi pasar por el pasillo como policía.

 

¿Que puede aportar el anarquismo hoy en día?

Pues mucho, primero poner en duda todo, eso ya es un gran adelanto. Para construir algo primero hay que dejar bien sentadas la base que has de construir. Además falta sensatez y generosidad, y esas dos cosas las tenia la CNT.

 

 

Publicat a el pèsol negre número 59, novembre-desembre de 2012.

Signat com Pep i tu

Berga, novembre de 2012

 


Responses are closed for this post.

Darrers textos publicats

Temàtiques

Alt Llobregat anarcosindicalisme anarquisme Berga Berguedà bufons civisme control social CUP denúncia eleccions entrevista festes alternatives gènere història independentisme Isanta laboral llibres manipulació maquis Maximum Clatellot Memòria mossos mossos d'esquadra moviment obrer municipalisme nacionalisme noms dels carrers obediència organització anarquista patum Patum 2005 pensament únic periodistes política institucional presos pèsol negre Radio Korneta repressió retallades rotllo territori viatges violència

Administració

rebequeries està fet amb WordPress amb el tema SubtleFlux.

Copyright © rebequeries